sábado, 6 de febrero de 2010

Duele equivocarse y duele saber que sin ti es mejor, aunque al principio no. Porque siempre estuve equivocada y no lo quise ver, porque yo por ti la vida daba, porque todo lo que empieza acaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario